EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN

EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN

EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN

                       perido

El inicio de la escolaridad es un momento cargado de emociones; el niño o la niña abandona a su padre/madre por un momento, quizá horas, pero para lo que los adultos es una franja temporal sin importancia, para los niños y niñas se convierte en una eternidad.

El periodo de adaptación pretende propiciar un momento y un espacio adecuado para fomentarlas relaciones entre los propios niños y con sus profesores de una manera progresiva y agradable, permitir al niño adaptarse a los nuevos espacios, tiempos y materiales y, sobre todo, incorporar la escuela y el aula como un nuevo contexto que le permita aceptar la salida del medio familiar.

En Luna Lunera consideramos de vital importancia que exista una buena relación entre las familias y la escuela, y mucho más en este periodo tan delicado. Para ello, tratamos de informar a las familias sobre la importancia que tiene esta etapa en la vida de los más pequeños y les proporcionamos una serie de consejos para que puedan ayudar a su hijo o hija a superarlo con éxito. Algunos de estos consejos son:

1. Antes del inicio del curso, visitar la escuela con el niño. Esto le permitirá conocer la escuela, a los profesores y puede que a algún compañero.

2. Los días previos al inicio del curso, contar a los niños cosas positivas sobre esta nueva experiencia: lo bien que se lo van a pasar, todas las cosas que van a aprender, todos los amigos que van a hacer… Ir a la escuela significa “ser mayor” y eso les encanta.

3. También puedes ayudarle haciéndole ver historias similares a través de cuentos, dibujos animados… Algunos libros que consideramos que pueden ser útiles son: “Las historias de Álex, ¡al cole!”, “Teo en la escuela”, “¡No quiero ir a la escuela!”.

4. Es importante que al menos el primer día, un miembro de la familia pueda permanecer con él en la escuela. Descubrir los nuevos espacios y a los nuevos compañeros con el apoyo de la figura de apego les aporta seguridad y confianza.

5. Adaptad los horarios de casa a los de la escuela. Al principio, lleva al niño sólo durante unas horas, y poco a poco, ve aumentando el horario. Cada niño necesita su tiempo.

6. Objetos de apego. Deja que tu hijo lleve su juguete preferido o algún objeto que le sea familiar y le mantenga unido con su hogar.

7. Es importante que las familias mantengan una buena actitud hacia la entrada del niño en la escuela. Los niños son un reflejo de sus padres. Si muestras ansiedad ante la separación, el niño lo va a percibir e imitar.

8. Al salir de la escuela, dedica todo el tiempo que puedas a tu hijo jugando con él.

9. Anímale a compartir contigo las experiencias que aprende en la escuela. Demuestra alegría y entusiasmo por sus progresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>